La “pecera en la ciudad” del Circulo Ecuestre (1947)

La Casa Pérez Samanillo es un bonito palacete modernista de 1910 situado en la Calle Balmes. Hoy en día es sede del histórico Circulo Ecuestre de Barcelona. Un club social privado que ha tenido y sigue teniendo entre sus socios, a algunos de los personajes más poderosos e influyentes de la ciudad.

Uno de los elementos mas llamativos del edificio, se encuentra en un precioso ventanal modernista  que da a la Diagonal y que es conocido popularmente como la Pecera, gracias a un polémico artículo que generó un gran escandalo en la Barcelona de posguerra.

El artículo apareció en el semanario Destino, una de las publicaciones más importantes del momento. Destino había sido fundada en plena guerra civil, por catalanes exiliados en la conocida como “zona nacional”. Con el tiempo se acabó convirtiendo en el gran referente catalán, liberal y democrático en el que escribieron destacadas figuras de la literatura, como Josep Pla, Camilo José Cela, Cesar González Ruano, Baltasar Porcel, Josep María de Segarra o Miguel Delibes.

El autor del articulo fue Ignaci Agustí quien escribió una sutil pero dura critica a aquellos nuevos ricos que estaban surgiendo en una ciudad miserable y pobre. El escrito no gusto nada en las altas esferas políticas y económicas y provoco que Agustí se marchara un tiempo del país para apaciguar los ánimos. (articulo entero al final de la entrada)

Para ver el bello y polémico ventanal que inspiro a Agustí solo hay que acercarse a la Diagonal, cerca de Balmes y poder constatar como los “peces gordos” siguen estando al otro lado del cristal.

¿Que es?

ventanal modernista

¿de que es vestigio?

Escandalo en la Barcelona de posguerra

¿donde esta?

Calle Balmes 169 (ventanal en fachada a Diagonal)

PECERA EN LA CIUDAD por Ignaci Agustí

ENTRE el cumulo aburrido de las noticias siniestras o mediocres que nos reportan los diarios, no habrá obtenido los honores de la divulgación la de que el Círculo Ecuestre de Barcelona vuelve a existir, y no solo en teoría. En efecto, hace pocos das ha sido escriturada la venta del edificio del Paseo de Gracia, del que el Círculo fue expoliado en 1936, a una Compañía inmobiliaria de Madrid Y el Círculo Ecuestre de Barcelona ha adquirido lo casa situada en la esquina de la Diagonal y Balmes, la casa que era de los Pérez Samanillo, ganadora en su tiempo de un Concurso municipal, según consto en la placa de bronce de la fachada. Chalet de dos pisos, con ese punto de dulce anacronismo y con una petulancia oval, amplia y gustosamente modelada según los canones de la época, sin excesos. Así, da la impresión de que el Círculo Ecuestre que, con relación a 1935, ha ido a menos, va ahora, en cierto modo, a más. Pues es realmente signo de prosperidad pasar del enorme palacio pétreo del Paseo de Gracia a este chalet, tan característico, que evoca, sin saber porque, a Proust, al “fiacre” a la aventura ciudadana y al gustoso champan de principios de siglo. Pero no es este aspecto pintoresco y de ilustración galante el que es precisamente interesante comentar. La resurrección del Ecuestre como club de mayor tradición, de más empaque de Barcelona, es, más que un dibujo sobre papel modernista, un síntoma, un índice del tiempo actual. Nadie puede dudar de que el hecho deslíe en lo posible la estampa, indeleble ya en nuestra memoria, de la expoliación de que fuimos todos victimas en la época inaugurada por la revolución el 18 de julio Y la nueva fisonomía del club, reducido a sus proporciones, en el meollo vivo de la moderna ciudad, reintegra a esta uno de sus primordiales valores: los de su clase dirigente. Si intentamos fijar y sintetizar el vértigo de estos años, en lo que estos tienen de más inmediato y fugaz, tendremos la impresión de- asistir al auge de una especie de economía social revolucionaria. Para nosotros, la subversión externa y brutal originada por los escaladores del Ecuestre en julio de 1936 era tal vez mas agobiante que ninguna de las posibles Pero no la podríamos considerar mas pernicioso que esa subversión interna y definitiva de tipo intermedio social económico que exhibe su dinero con una ostentación pagana, y que, con una falsa propensión a la sinceridad, se limita en realidad a copiar la media cara de las épocas de decadencia No olvidemos que en Barcelona, en una Barcelona de cincuenta mil familias, pudo, en un aspecto económico-social, ser fundado, redificado y sostenido el Gran Teatro del Liceo durante cien años; mientras hoy cuatrocientas Mil familias no pueden sostener, no ya el Liceo; ni siquiera un hospital. Creemos positivamente que esta desgana por las cosas publicas, la indiferencia por la totalidad de lo ciudad, el egoísmo escéptico y financiero que nuestra época ha desarrollado hasta el ridículo, es precisamente efecto de la subversión ininterrumpida originada por los escaladores del Círculo Ecuestre en el año 1936. Y es, positivamente, una clase, ni burguesa ni proletaria, indefinida; o si mejor se quiere, un jerarquía ciudadana, con un rango ostensible, la que brota de la resurrección de un Círculo. La imagen de los usuarios de ese privilegio, inmóviles y como extrañados de vivir, tras el amplio ventanal de nuestra primera Avenida, tal vez podrá parecer su-superfluo y exquisitamente alegórica al resto de los ciudadanos Pero para nosotros, para quienes la normalidad es un circulo, el retorno de esas formas cordiales y exteriormente desapasionadas de presidir la ciudad, de contemplar la vida y, sobre todo de sentir el paso inmutable del tiempo sobre los hechos, constituye el retorno a nuestro propio ser.

I. A (Semanario Destino 13 de septiembre de 1947)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: