El monumento al Canonge Rodó de Frederic Mares (1954) y la Guerra Civil (1936)

canonigorodo2

En 1919 se inauguraba en el barrio del Clot, el monumento al Canónigo Rodó. Estaba emplazado en un lugar céntrico, la pequeña Plaza de la Iglesia, en la que se erguía la Parroquia de Sant Martí, una construcción neogótica de finales del XIX.

Colocado justo enfrente de la iglesia, se encontraba el monumento, sencillo pero elocuente, que  mostraba en un pedestal una escultura en bronce de Rodó. La escultura le representaba junto a un niño, en una imagen que recordaba el incesante trabajo educativo de Francesc Rodó i Sala (1816-1902) quien había sido rector de la parroquia del Clot durante más de treinta años. Fue en ese largo tiempo cuando se ganó la estima de sus vecinos y feligreses, quienes agradecían su labor benéfica con los más desfavorecidos, su cercanía social y la ayuda prestada durante las epidemias que asolaron el barrio, hechos que demostraban su fuerte raigambre con Sant Martí.

Pero todo ello se olvidó al poco de empezar la Guerra Civil. El Clot era un barrio con un importante tejido proletario muy comprometido que veía en la Iglesia un enemigo. La Parroquia ya había ardido durante la Semana Trágica y la misma plaza donde se encontraba la estatua, había dejado de estar dedicada a Rodó para ser rebautizada con el combativo nombre de Mártires de Chicago.

canonigorodo3

El mismo 19 de julio de 1936, al fracasar el golpe militar en Barcelona, una turba de obreros y militantes anarquistas, asaltaron e incendiaron la parroquia y la casa rectoral, cuyos restos fueron derribados poco después para evitar accidentes. El monumento también fue destruido y más tarde fundido en bronce, usado como material bélico para el Ejercito de la República.

Tras la Guerra Civil se edificaría en los años 40 una nueva iglesia, mucho más modesta y sencilla que la original. El monumento tardo muchos años más, hasta 1954, cuando la difícil situación económica de la ciudad empezaba a mostrar los primeros síntomas de mejora.

canonigorodo1

Noticia de La Vanguardia que habla de la reinaguración del monumento

Curiosamente el monumento a Rodó, había sido el primero de los muchos trabajos que  Frederic Marés había realizado para Barcelona, quien por entonces ya se postulaba como uno de los artistas favoritos del nuevo régimen. La nueva escultura, con el mismo aspecto y la misma situación que la original, solo difería por el material en el que había sido construida: la piedra, mucho más barata que un bronce que escaseaba.

canonigorodo5

Localización

Plaça del Canonge Rodó

Districte de Sant Martí

canongerodo1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s